miércoles, 20 de octubre de 2010

El Madrid supera al Milán gracias a una férrea defensa

Cuando miramos las estadísticas al final del partido y vemos como un equipo solo ha tirado una vez a portería, la sinopsis del encuentro parece muy clara: Al 99% de probabilidades ese equipo no ha ganado ya que se ha encontrado con un bloque muy sólido delante.



Eso es lo que le ha pasado al AC Milán la pasada noche en su llegada al Bernabéu, se han encontrado ante un equipo defensivamente bien organizado, con ayudas de todos los jugadores sin tener en cuenta roles o estatus.
Todos se han puesto el mono de trabajo y el resultado ha sido un partido totalmente controlado contra un equipo que llegaba a España inspirando miedo en muchos aficionados.

Y es que el Milán de Ronaldinho, Ibrahimovic, Pato y compañía en ningún momento ha logrado hacerse con el control del partido, si bien es cierto que el Madrid tampoco ha realizado una labor ofensiva arrolladora, si que ha dado una lección defensiva a uno de los equipos del Calcio, la que se supone cuna del fútbol defensivo y la táctica.

Una defensa comandada por Arbeloa, Carvalho y Pepe, con dos perfectos guardianes por delante como Xabi Alonso y Khedira, solo Marcelo renegó en cierta parte de las tareas defensivas pero en cambio realizó una labor ofensiva muy importante, logrando ser uno de los mejores del partido.
Los madridistas echaron el candado atrás y dejaron que CR7, Özil y compañía crearán en ataque, mientras otros como Di María, desafortunados de cara a la portería rival, cambiaron los regates y filigranas por la presión y las entradas, realizando una tarea defensiva digna del mejor central.

Cristiano abrió la lata blanca con un gol de falta gracias a una barrera que se habría como si el portugués pronunciará la ya célebre frase de “Ábrete Sésamo”.
Poco pudo hacer Amelia ante el disparo del madridista que ante su perplejidad se le colaba en el fondo de las mallas.
En el minuto 15, solo dos minutos después del gol de Cristiano, Özil marcaba el 2-0 definitivo en un gol al mas puro estilo Deco en sus tiempo en el Barça, un disparo que rebotaba en un defensa y se colaba en la portería “rossoneri”.

El Bernabéu dictó sentencia, silbó a Ronaldinho un jugador venido muy a menos, o a otros como Robinho por haber querido irse del Madrid sin embargo aplaudió a un hombre que les dio mucho como Clarence Seedorf y ante todo rindió un justo homenaje a sus jugadores, unos jugadores que se dejaron la piel por el escudo.


.

1 comentario:

  1. partidazo del madrid
    el milan no hizo nada de nada

    ResponderEliminar

Marcador sportYou